El aspecto de la fachada de un edificio nos puede comunicar, no que ya no es agradable estéticamente, sino que puede esconder problemas de humedades, entre otros, o generar desprendimientos

Generalmente acudimos a los servicios de rehabilitación o restauración de fachadas cuando surge un problema que puede afectar a terceros e incluso a la estructura, pero no nos damos cuenta que tras una simple mancha en nuestra fachada del edificio, no solo hay un problema de estética, sino también puede afectar a la salud y seguridad de tu finca, e incluso a veces, a la de los propietarios o vecinos.

Es indudable que tener una fachada atrayente estéticamente revaloriza tu piso. Tu vivienda puede ser preciosa y confortable por dentro, pero la primera impresión desde la calle, antes de entrar en él, es primordial.

La restauración de fachadas revaloriza tu piso, pero además, aporta seguridad a los inquilinos de las viviendas, y a veces incluso a terceros

Tener una fachada limpia y bonita nos habla de lo que nos vamos a encontrar dentro. E incluso, aunque la vivienda no esté reformada, si decides ponerla en venta, el comprador se puede ver viviendo en ella. Además, detrás de cada mancha de la fachada de tu edificio, de cada fisura, puede haber un problema mayor que podría producir problemas de salubridad y seguridad.

Principales problemas en las fachadas de los edificios que urgen una restauración de fachadas

FISURAS Y DESPRENDIMIENTOS

Las fisuras en los acabados de las fachadas pueden provocar desprendimientos, y se producen por la pérdida de la unión entre el acabado y el soporte sobre el que está aplicado. El grado de separación entre ambos, puede ser incipiente manifestándose como grietas o abombamientos hasta llegar a separarse totalmente dejando desnudo el soporte, pudiendo producir desprendimientos, con la consiguiente caída de material y riesgo para viandantes o vecinos.

HUMEDADES

Son lesiones producidas por la presencia de agua excesiva en el cerramiento originadas por capilaridad, por condensación o por causas accidentales.
Es un proceso cuyo síntoma visible puede ser manchas de humedad, mohos, líquenes o musgos, localizados en plataformas horizontales de fachadas donde pueda acumularse el agua, es decir en vuelos, marquesinas, terrazas, molduras… Que pueden producir problemas de salubridad y seguridad.

DEGRADACIONES

Las degradaciones en al fachada de los edificios pueden ser por ensucimiento de la pared o por erosión.

Ensuciamiento

Proceso cuyo síntoma visible es la acumulación y permanencia de partículas ensuciantes en las fachadas de los edificios, sea en su superficie exterior  o del interior de los poros superficiales. Se manifestan como manchas o como «churretones».

El ensuciamiento de fachadas, afectan a las condiciones estéticas de la fachada y a su protección de agentes atmosféricos y mecánicos. Es por ello que no revistiendo gravedad, si que hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo pueden afectar a las condiciones de salubridad y confort de los edificios.

Erosión

Proceso cuyo síntoma visible es la alteración y pérdida de masa de la superficie de fachadas, producida por agentes externos en los materiales de construcción, que provoca su desaparición progresiva, siendo el resultado dependiente de las propiedades internas de los materiales y de la intensidad de dichos agentes externos.

Los procesos de erosión física y/o mecánica de fachadas, con el paso del tiempo afectan a la durabilidad del material, disminuyendo el confort térmico y acústico de los usuarios. Además en procesos muy avanzados existe el riesgo del desprendimiento o caída del material que puede afectar a la seguridad del viandante.

Mantenimiento de la fachada de tu edificio

Ante los problemas anteriormente descritos, urge una restauración de la fachada del edificio, no solo para mantener la buena estética de tu finca y dar valor a tu vivienda, sino por salubridad y seguridad de tu hogar.

Cuando existe algún deterioro, fisura o mancha en la fachada de tu edificio, se debe buscar el origen del problema (bajantes, tuberías,…), y arreglar todas las posibles incidencias escondidas tras los muros del edificio. Si solo se embellece la fachada con una mano de pintura, la fachada de tu edificio quedará preciosa, pero al poco tiempo volverán a surgir a la superficie los problemas sin solucionar.

Como se puede ver, la restauración y rehabilitación de fachadas es fundamental para la buena conservación y durabilidad del edificio, además de la salubridad y seguridad para las personas que viven en él.

En PUNTAL TÉCNICO realizamos, para minimizar las responsabilidades de las Comunidades de Propietarios, antes de abordar cualquier obra de restauración de fachadas de edificios:

– un estudio básico de seguridad y salubridad
– Coordinación de seguridad y salud en obra (técnico titulado grado medio)
– Cumplimiento de toda la normativa de seguridad y salud
– Gabinete de prevención de Riesgos Laborales externo
– Certificado de seguridad y estabilidad de todos los medios auxiliares que se instalen en su edificio
– Seguro de responsabilidad civil, por importe de 1.2000.000€ , incluyendo afectación de los elementos estructurales si los hubiere.

Además ponemos a disposición del cliente la opción de acogerse a nuestra financiación propia,  hasta en 80 mensualidades de pago.

Y sobre todo, en PUNTAL abogamos por el mantenimiento de los edificios y sus fachadas, realizando un plan de mantenimiento para no tener que llegar a situaciones límite, tanto para tu seguridad, como para tu bolsillo.

 

Servicios de Rehabilitación de edificios y Restauración de fachadas

Consúltanos. En PUNTAL  somos garantía del trabajo bien hecho
puntaltecnico.es

 

¡Compártelo!